DIY Archives - Página 2 de 3 - debocados

Lo adictivo de las pulseras Kumihimo

Lo adictivo de las pulseras Kumihimo

Nunca había oído hablar de las pulseras Kumihimo hasta que Gemma de Wasel Wasel publicó una entrada en su blog. Desde entonces he tenido el gusanillo metido dentro.

Qué casualidad que las chicas de El Club Handmade Donostia, decidieron hace dos sábados retomar los talleres mensuales con esta técnica. Por supuesto, una servidora, ¡¡no podía perdérselo!! :D

Su origen es japones, y consiste en hacer trenzas de diferentes formas ayudándonos con unos discos de goma EVA (o Etileno Vinil Acetato, de toda la vida de Dios…). Estos cuentan con 32 ranuras por las que se meten los hilos de colores en tensión, para ir moviéndolos de una ranura a otra y así ir formando las tan deseadas trenzas.

Discos Kumihimo

Existen discos de muy diversas formas y tamaños. Podrás encontrarlos en cualquier tienda de manualidades, o fabricarlos de manera muy sencilla en casa.

Disco redondo Kumihimo

Disco cuadrado Kumihimo

Los materiales que se pueden utilizar, según nos explicaron Leire y Oihane, pueden ser infinitos. Aunque sí que es cierto que con unos es mucho más sencillo que con otros. Porque ajustan mejor, porque no se escurren, porque no se enredan, etc.

En el taller usamos cola de ratón. Hilo de textura suave y brillante de muy fácil uso, ideal para realizar cualquier tipo de manualidades, ya que es muy versátil. Sinceramente, es el que más me convence de todos.

He probado en casa con cordones de Natura DMC y a medida que las vas haciendo se enreda y algunas veces se deshilacha, por lo que no aplicas la misma tensión en todos los hilos que forman el cordón. Con lana no termina de convencerme el resultado. El cuero es el otro material con el que me gustaría probar, a ver qué tal queda. Si alguna ha probado y tiene alguna indicación que darme, razón aquí.

Solo daros un pequeño consejo. Para que el trenzado tenga la misma tensión durante todo el proceso, os recomiendo que pongáis algo de peso en el extremo antes de comenzar. Un imperdible con unas cuantas llaves harán el trabajo duro. De este modo nos será más fácil trabajar y nos aseguraremos la tensión adecuada.

Bobinas cola de ratón

Lo adictivo de la pulseras Kumihimo, es que una vez que les coges el tranquillo es un no parar. Te salen solas y lo bueno es que ves los resultados en seguida.

No es como cuando te embarcas en un proyecto que se te va haciendo eterno y piensas que no acabarás jamás. Con esta técnica serás capaz de estrenar pulsera cada día ;)

Puedes llevártelas a cualquier parte, puesto que el disco y los hilos no ocupan nada. Yo, por lo pronto, he comenzado a llevármelas a cualquier sitio donde ya se de antemano que me tocará esperar. Como en la consulta del médico, por ejemplo. He incluso ir avanzando mientras estás viendo una peli.

Pulseras Kumihimo

Por suerte existen infinidad de tutoriales en internet donde nos explican muy clarito el uso de estos discos, para crear y personalizar al gusto aquello que queramos hacer.

La mejor manera para cerrarlas una vez que las tengamos terminadas, los enganches que mejor le van. Yo personalmente las prefiero anudadas. Es como más me gustan las pulseras. Un sencillo nudo corredizo ¡¡y listo!! :)

Macetas Kafe Botanika

El lugar elegido para llevar a cabo el taller fue el Kafe Botanika. He pasado mil veces con mi chico por delante de su puerta y siempre nos decíamos lo mismo: “algún día tenemos que entrar”. El ambiente es agradable, está medio escondido y casi siempre tienen algún sarao montado. Conciertillos en la terraza, etc. Así que cuando me enteré que el taller se impartiría allí, ¡¡no me lo podía creer!!

Kafe Botanika

Un coqueto local por el que os recomiendo pasar. Los desayunos son excelentes, eso puedo constatarlo de primerísima mano, pero también sirven almuerzos, comidas y cenas. En todo momento fueron muy amables y atentos con nosotras, y pudimos practicar con los discos en el fantástico mirador acristalado que tienen en el interior. ¡¡Estuvimos cómo unas reinonas vaya!! :D

Huerta Kafe Botanika

Haciendo honor a su nombre la parte de fuera está decorada con multitud de macetas y alguna que otra mini huerta. Por lo que queda claro que un cartel como este decorando la fachada, no podía faltar.

Keep Calm and Garden On

Ya estoy deseando que llegue noviembre. A ver si hay suerte y volvemos al mismo lugar :)

     

Agendas perennes DIY

Agendas perennes DIY

De toda la vida me ha encantado el comienzo de curso por aquello de renovar el material escolar. Era de las que reciclaba. Pinturas y demás enseres que no estuvieran muy machacados iban de nuevo al estuche. Pero los cuadernos y la agenda anual eran a estrenar.

Que la agenda fuera caduca era algo que me daba muuuucha rabia (pero mucha) porque yo en este cuadernito lo apuntaba todo. Desde los trabajos e inminentes exámenes a las cosas más relevantes (o no) que me iban ocurriendo. Se podría decir que era mi “agenda-diario”, incluso alguna vez he sufrido por habérmela dejado olvidada por ahí… ;)

Agendas perennes interior

Me daba pena estrenar una nueva cada año y perder todos esos detalles de mi vida. Lo que me hubiese gustado, es haber podido reciclarla y solaparla con los acontecimientos vividos durante otro año… y otro, y así poder leer cuando me apeteciera las diferentes cosas que había hecho, un mismo día de un distinto año.

¡¡Solución!! agendas perennes. Que perduran en el tiempo y puedes utilizarlas empezando en el día de la semana, del mes del año que más rabia te de, puesto que no caducan. ¡¡IDEAZA!! sobre todo si sufres del mismo mal que yo :D

Personalizar agendas perennes

La primera vez que oí hablar de ellas fue en Obni, la tienda de regalos de Objetos Bonitos No Identificados. Casi se me saltan las lágrimas al dar con ellas ¡snif!. Desde entonces las he usado mucho.

Tras acudir al último taller que las chicas de El Club Handmade Donostia hicieron antes de las vacaciones de verano, en el que creamos un set de escritura con Washi Tape, estás agendas volvieron a mi cabeza.

Es por esto que he creado 3 agendas perennes, para sortear en mi Fan Page de Facebook ¡¡¡Yiiiihaaa!! :D

Cada una de ellas incluye:

  • Una blonda decorativa donde poder escribir la temática de vuestra agenda.
  • Plantillas de diferentes calendarios, mensuales y semanales, para poder colocarlas y personalizarlas a tu gusto. Las más sencillas nos las que nos facilitaron las chicas de El Club Handmade Donostia en el taller, y las más coloridas son de Mr.Wonderful Shop, de la que me declaro fan incondicional.
  • Mini-posticks de colores y goments, con los que marcar todo aquello que no queramos olvidar.
  • Clips personalizados con Washi Tape, que le dan un toque “glamouroso”.
  • Sobrecitos estratégicamente colocados, de papel y unos transparentes, donde poder guardar cosas importantes (o secretas…).
  • Y un diseño que no sé si será el mejor, pero lo que sí puedo decir es que está hecho con mucho ilusión :D

Clips personalizados con washitape

Plantillas calendarios semanales

¿Os apetece participar? pues solo tenéis que dar a “me gusta” en la fan page de Debocados.com en Facebook y compartirla en vuestro muro, ¡así de simple!. Y el 17 de Octubre conoceremos a los 3 afortunados.

Agendas perennes personalizadas

¡¡Suerte a tutti!! :D

     

Todo es susceptible de ser washitapeado

Todo es susceptible de ser washitapeado

Si amigos… la fiebre del Washi Tape también se ha apoderado de mi cuerpecillo serrano.

Se que muchos ya lo conocéis, pero para los que no, el Washi Tape es una especie de celo de papel de arroz, originalmente Japones o Koreano, bastante resistente y decorado de todas las maneras que te puedas imaginar.

Busques lo que busques, lo encontrarás en forma de Washi Tape. Se puede cortar de manera muy sencilla, escribir sobre él, y su máxima peculiaridad es que puedes pegarlo y despegarlo tantas veces como quieras. Por lo que cualquiera, por muy poca maña que se de, puede experimentar con él sin problemas.

Washitape

La entrada de hoy está dedicada a Kristina de Kilika Hecho a Mano. Hace unos días lanzó un reto en Instagram, en el que propone “washitapear” alguna de nuestras llaves y publicar la foto del después en esta red social con el hashtag #washillave.

Washitape_washillaves

Pues bien… ¡me uno al reto!. Y no contenta con decorar algunas de mis llaves más preciadas, como la de mi Polo querido que se porta como un jabato y me lleva de aquí para allá sin chistar. También voy a tunear las que más despistan a mi chico, que son muchas ;)

washitape_washillaves

Las llaves que más problemas le dan son las de la oficina, que son iguales. Así que he optado por washitapearle una de ellas con colores llamativos y algo más varoniles, como este en amarillo y negro que evoca a las carreras de coches. Además el amarillo es su color, así que está de lo más agradecido :)

Washitape_washillaves

Pero no me podía olvidar de su USB, que en el llavero lo acompaña a todas partes. Una manera muy cómoda de llevarlo siempre encima y sin riesgo a olvidártelo en cualquier sitio.

Washitape_washillaves

Yo, sin embargo, he decorado la del buzón. Aunque es la que mejor se distingue, por ser la más pequeña, también es la que más alegrías me da. Así que este original Washi Tape en rojo y crema ¡¡va por ti, llave de buzón!! ;)

Washitape

En Donosti compro los Washi Tape en Tamayo. Pero es mucho más barato y hay mucha más variedad en Internet. Entre las que habitualmente suelo comprar yo están:

  • Washitape.es, en la que podéis volveros locos de la de modelos, grosores, dibujos y colores que tienen. Si no encuentras algo, aquí lo harás.
  • Hola mamá, aquí encontrarás Washi y mucho más. Además son encantadoras, ¡y eso es un plus!.
  • Papel Charol, a las que conocí hace bien poco, pero es realmente adictiva. Al final terminé comprando más de lo que necesitaba, pero eso si… con un descuentito gracias a las chicas de El Club Handmade Donostia ;)

Estas son en las que más he comprado, por eso quería que tuvierais información de primera mano, pero son muchas las tiendas on-line donde poder hacerte con él.

Si os apetece hacer un seguimiento de las fotos del reto en el Instagram de Debocados, solo tenéis que pinchar aquí. Aunque yo os invito a que aceptéis el reto de Kristina :D

     

Diseña tu propia Tote Bag y hazla única

Diseña tu propia Tote Bag y hazla única

Eso mismo es lo que hice yo hace unas semanas con las chicas de El Club Handmade Donostia en Cosmojet. Tienda de bisutería donde encontrarás abalorios, tachuelas, cuero y fornituras con los que poder crear tus propias piezas. Además, imparten cursos de fabricación de accesorios en el ámbito de la marroquinería.

Como ya sabeis, las chicas llevan a cabo talleres una vez al mes. En mayo probamos la técnica de el carvado de sellos, algo adictivo que no había probado nunca. Y el pasado mes de junio nos lanzamos a la aventura diseñando nuestras propias “Tote Bag” mediante el método de la estampación.

Tal y como nos explicó Karmen, existen diferentes modos con los que poder estampar. Nosotras esa tarde usamos solo unos pocos.

  • Con disolvente universal: Algo que no había oído en mi vida. Simplemente tienes que hacerte con la imagen que quieras estampar impresa con impresora laser y a la inversa (dato muy importante a tener en cuenta, puesto que sino nuestra imagen saldrá del revés). Colocarla sobre nuestra bolsa de tela o algodón y, muy poco a poco, ir empapando un paño en disolvente y aplicarlo en pequeñas cantidades por toda la imagen. De vez en cuando levantaremos la hoja para ver como va quedando y haremos más hincapié en aquellas zonas donde no coge bien la tinta.

sellos_totebag

  • Con sellos: Ya sean comprados, como estos de la imagen, ¡¡o los carvados por nosotras mismas!!. Que mejor manera de personalizarte, ya del todo, tu Tote Bag ¿no?. Aunque alguna valiente ya utilizó media manzana, cortada con total precisión, con la que poder estampar su bolsa ;)

amano_totebag

  • Pintadas a mano: Que si os dais maña podeis crear ¡¡auténticas maravillas!!.

vaso_totebag

Yo opté por utilizar uno de los vasos de café que nos tomamos aquella tarde para poder decorar mi bolsa. Y luego “firmé” con unos bonitos y prácticos sellos que me presto La niña bonita. Sencillo y coqueto. ¡Como a mí me gusta!.

Tambien puedes coserlas, bordarlas, añadir textos, pegar objetos,… infinidad de cosas para que os queden únicas y resultonas ;)

Para todo ello se deben usar tintas o rotuladores especiales para textil. Y MUY IMPORTANTE: siempre, siempre, siempre colocad un cartón dentro de la bolsa sobre el que pintar o estampar para que no se traspase la tinta de un lado al otro de la tela.

grupo_totebag

María José de Siete Pinceles se pega un curro impresionante a tener en cuenta en este post, donde nos explica los tipos de tinta que debemos utilizar dependiendo del trabajo que estemos realizando.

Aquí os dejo otra manera original que nos presentan los chicos de Fromlab donde poder crear y diseñar molonas Tote Bag. Gracias a una plantilla base sobre la que luego poder dejar volar tu imaginación.

Una pena que se haya acabado el plazo sin hacerme con una…

     

Kit Milhojas DIY

Kit Milhojas DIY

Las tardes de domingo pueden resultar un tanto aburridas, sobre todo si el tiempo no acompaña. Pero si has tenido la suerte (como yo..) de recibir esa misma semana el exclusivo Kit Milhojas DIY de Casa Aramendia, el aburrimiento de las tardes domingueras ¡¡tiene las horas contadas!! :D

Casa Aramendia fue fundada en Errenteria haya por el 2.000, pero sus orígenes se remontan más de un siglo atrás. La familia Aramendia ha venido trabajando duro desde entonces, primero dedicándose a la cerería, y más tarde a la dulcería y la fabricación de caramelos.

Y debido a que el negocio no daba para todos, puesto que se trataba de una familia muy numerosa, la mayoría de los hermanos Aramendia tuvieron que emigrar y dedicarse a otro tipo de actividades. Se dio entonces un relevo generacional y con Javier Aramendia, que representa a la cuarta generación de esta familia de reposteros, nació Casa Aramendia en Errenteria.

Con la llegada del año 2013, Casa Aramendia se ha propuesto nuevos retos. Ha renovado su imagen corporativa, ha abierto media docena de nuevas tiendas en la capital donostiarra

Hoy mismo he querido ponerme a ello sin demorarlo más, puesto que durante la semana ando mucho más liada y quería dedicarle todo el tiempo que se merece.

El kit es la mar de “apañado”. Tiene un bonito diseño vintage y cuenta con todo lo necesario para elaborar un delicioso milhojas. Los ingredientes necesarios para ello, y que muy inteligentemente vienen pegados a la base de la caja son:

  • 500 ml. de leche entera
  • 150 gr. de azúcar
  • 40 gr. de almidón
  • 20 gr. de mantequilla
  • Una rama de canela
  • 2 bases de hojaldre
  • 2 tarritos de mermelada de melocotón

Aunque estos no son todos los ingredientes que necesitaremos, dado que para hacer la crema son indispensables los huevos y, como es lógico, estos no viene en el kit, así que tenemos que ponerlos nosotros mismos.

He tardado en preparar la crema 15 min. de reloj. No creo que me haya llevado mucho más, en serio. Se hace en un “ti-ta” ¡¡y no he ensuciado nada!!

  1. He puesto a calentar la leche con la rama de canela, la cual he partido en dos.
  2. Mientras todo esto hervía he ido mezclando en un bol el almidón y el azúcar.
  3. Luego he añadido un par de huevos.
  4. Cuando la leche ha comenzado a hervir he sacado las ramitas de canela e inmediatamente después he vertido el contenido del bol a la leche.
  5. Para terminar he dejado que diera un último hervor y lo he sacado todo a un nuevo recipiente de cristal, donde he dejado enfriar la masa durante algo más de 30 min.

Aquí os dejo el vídeo oficial que hicimos para Casa Aramendia: “Deconstrucción de Milhojas” ( explicadito bien muy viene donde :P )

Como ya os habréis dado cuenta, durante el proceso no he mentado que hacer con las dos tarrinas de mantequilla que vienen en el kit. Pues bien, eso es porque en ningún sitio viene indicado que hacer con ellas, ni donde añadirlas a la hora de preparar la crema.

Así que yo, después de investigar un poco en internet entre hervor y hervor, he optado por echarlas en la leche junto con la rama de canela, para asegurarme de que con el calor se deshicieran del todo.

Y creo que he acertado de lleno porque, según los que han tenido la suerte de catar mi milhojas, me ha salido ¡una crema estupenda!. Compacta con una textura suave y un sabor delicado, en el que se aprecian, muy sutilmente, todos los sabores de los ingredientes utilizados.

Eso si, en mi caso me ha salido mucha más crema de la que creo que admiten las bases de hojaldre. Así que me ha sobrado para poder rellenar alguna otra cosa rica y apetecible que se me ocurra :D

Para terminar puedes adornar el milhojas con el azúcar glass. En mi kit no venía incluido, pero es muy sencillo de hacer en casa. Con una batidora echando la cantidad de azúcar deseada en un recipiente y dándole a la máxima potencia durante unos minutos, hasta obtener la textura deseada. Puedes usar también un molinillo de café. O bien puedes valerte de una botella o un rodillo de cocina, aderezado con un poco de paciencia. Algo más rudimentario pero igual de efectivo.

Yo opté por utilizar los dos tarritos de mermelada de melocotón para embadurnar la lámina de hojaldre que se coloca en la parte de arriba. No tenía ninguna brocha a mano, que es lo más cómodo para aplicarla, pero me las apañé igual de bien con una cucharilla de café.

El resultado fue el de un rico dulce casero hecho en muy poco tiempo y sin apenas ensuciar. Vistoso y delicioso con el que sorprender a cualquiera en cualquier ocasión. De hecho yo lo lleve a un cumpleaños esa misma noche ¡y triunfé! ;)

Sin contar con el buen rato que se pasa creando y haciendo tú mismo este milhojas en casa. Al que poder “tunear” a tú antojo, pues admite un montón de variantes más con las que experimentar. Algo que tendré muy en cuenta a la hora de hacer el próximo.

Un truco.

Una vez vertido el contenido del bol en la leche yo le he dado un golpe de batidora a la mezcla. Puesto que, a pesar de que no hay que parar de darle vueltas mientras da el último hervor, es muy, muy fácil que quede algún grumito mal disuelto. Y la verdad es que da un poco de rabia encontrarte alguno en la crema. Así que no he querido jugármela.

kit_diy_casa_aramendia_milhojas_2

     
Sobre mí

Rebeca

Profana en la cocina pero amante de la buena comida. Me gusta que cocinen para mí. Organizada. Maestra. Fanática de Instagram. Adoro a mi perro. Knitter. Dándole tarascones a esta vida desde 1981.

facebook twitter linkedin googleplus

Instagram
Twitter
Entradas recientes
Facebook