Hemingway y los huevos rotos del Café Iruña

Hemingway y los huevos rotos del Café Iruña

Pasarse por el Café Iruña de Pamplona es de obligado cumplimiento si visitas la capital de Navarra. No en vano el escritor Ernest Hemingway pasó horas y horas en su terraza de la Plaza del Castillo. Si la visita a esta espectacular cafetería es inexcusable, no lo es menos probar sus huevos rotos.

Yo no conocía Pamplona hasta que hace bien poco tuvimos que acercarnos a pasar el día por razones de trabajo. Había ido mil veces porque el trayecto en autobús entre Soria y San Sebastián hace transbordo allí. Pero nunca me había dado tiempo a darme una vuelta por la ciudad entre parada y parada.

Por fin el otro día eso cambió, y en cuanto terminamos nuestros quehaceres laborales me llevaron directamente a probar los huevos rotos del Café Iruña. Ahora entiendo el por qué… :)

 

Interior del Café Iruña.

Interior del Café Iruña.

 

El local es precioso. Abrió sus puertas en vísperas de San Fermín en 1.888 y desde entonces preside la Plaza del Castillo. Entrar en el Café Iruña es como viajar en el tiempo. Las enormes lámparas cuelgan de sus techos, los grandes espejos que decoran sus paredes, el suelo ajedrezado y las sillas Thonet, hacen que te traslades a otra época. Incluso, como podéis ver en las fotos, me parecó por un momento que el mismísimo Hemingway estaba por allí. Un lugar emblemático de la ciudad de Pamplona, punto de encuentro de pamplonicas y foráneos.

 

El escritor Hemingwai, un asíduo del Café Iruña.

El escritor estadounidense Ernest Hemingway fue un asiduo del Café Iruña durante su estancia por la capital de Navarra mientras escribía algunos de sus relatos. “Fiesta”, considerada la primera novela de importancia del escritor, hace referencia a los famosos Sanfermines.

Junto al café, que fue el primer establecimiento con luz eléctrica de toda la ciudad, se encuentra El Rincón de Hemingway, un espacio acogedor dedicado al escritor. Si visitas Pamplona y tienes tiempo, también puedes hacer la Ruta de Ernest Miller Hemingway y conocer todos los lugares que frecuentó el escritor.

Huevos rotos del Café Iruña en Pamplona.

En cuanto a los huevos rotos, la parte suculenta de este post, solo hace falta ver la pinta que tienen para saber cómo estaban. Buenos, muy buenos. Con su yema anaranjada y cremosa sobre una base de patata, por 5,50 € (7,00 € en la terraza) es el almuerzo perfecto después de una dura jornada de trabajo. :)

El Café Iruña también es conocido por su popular chocolate con churros. Junto con los huevos rotos, es un manjar de prueba obligada para los amantes del dulce y del chocolate como yo.

Café Iruña en Pamplona.

Terraza del Café Iruña en la Plaza del Castillo.

     

Written by Rebeca

Maestra. Profana en la cocina, amante de la buena comida. Me gusta que cocinen para mí. Una soriana en Donostia dándole tarascones a esta vida desde 1981. Me encontrás en Twitter, Instagram y , entre otras redes sociales.
Website: http://debocados.com

27 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Rebeca

Profana en la cocina pero amante de la buena comida. Me gusta que cocinen para mí. Organizada. Maestra. Fanática de Instagram. Adoro a mi perro. Knitter. Dándole tarascones a esta vida desde 1981.

facebook twitter linkedin googleplus

Instagram
Twitter
Entradas recientes
Facebook
¡Síguenos!

Y nos ayudarás a mantener el blog vivo y bien alimentado, con bocados de calidad. ;)