tapas Archives - debocados

Minimal, enciclopedia de la alta gastronomía en miniatura

Minimal, enciclopedia de la alta gastronomía en miniatura

Los pasados días 1, 2 y 3 de marzo se celebraron en la localidad alavesa de Murgia las II Jornadas de Alta Gastronomía en Miniatura Minimal, y en ella se dieron cita algunos de los mejores chefs para deleitarnos con su cocina minimalista.

Durante varios días los cocineros ejercieron de ponentes y mostraron a los asistentes sus mejores técnicas y algunos secretos para cocinar estos pequeños pero deliciosos platos. Campeones de tapas y pintxos de diferentes lugares compartieron impresiones y nos enseñaron cómo idean y ejecutan sus creaciones culinarias.

Sigue leyendo

     

Jornadas de la Tapa de Caza

Jornadas de la Tapa de Caza

La semana pasada terminaron las II Jornadas de la Tapa de Caza en la comarca de Almarza y El Valle  (Soria), que se celebraron coincidiendo con el Puente de Diciembre. Los establecimientos participantes tenían que elaborar una tapa que incluyera la carne de caza y otros ingredientes propios de la zona.

Sigue leyendo

     

Tapa de solomillo de antílope del Bar Patata

Tapa de solomillo de antílope del Bar Patata

Hace unos meses os deleitamos con una exótica tapa de solomillo de canguro que habíamos catado en Soria.

Pues bien, el bocado que os proponemos hoy no le va a la zaga, ya que su ingrediente estrella es ¡el antílope!.

Los antílopes crecen en semi-libertad en zonas de la sabana cuyos pastos no han sido expuestos a ningún tipo de contaminación química. Por ello, cualquier antílope, así como sucede con otros muchos animales, no contienen ni hormonas perjudiciales ni antibióticos.

Su nombre en inglés es Blesbok, proviene del prefijo holandés “bles-” que se refiere a la mancha blanca que hay en su frente y su nariz.

Viven en manadas y son muy territoriales y, a diferencia de otros antílopes, el blesbok es muy torpe a la hora de saltar, por lo que han desarrollado una curiosa forma para huir de los depredadores. Correr uno detrás de otro en dirección contraria al viento.

Se alimentan principalmente de pasto, por lo que su carne es de color rojo oscuro, con una textura tierna y compacta y un sabor intenso que perdura en el paladar.

local_patata
La tapa que os traemos hoy se compone de una tosta de pan, una cama de patata pochada y sobre ésta, solomillo de antílope marcado a la plancha.

Un bocado poco habitual y sabroso que no os dejará indiferentes.

Precio:

  • 1,50 €

Ingredientes:

  • Solomillo de antílope
  • Patata pochada
  • Ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Tosta de pan

Recetas:

Qué nos cuenta la Wikipedía:

     

Bocartes a la sartén del restaurante Melly

Bocartes a la sartén del restaurante Melly

bocartes_a_la_sarten

Hay un restaurante en la localidad de Somo, enmarcado en el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar (Cantabria), que destaca por muchas y variadas razones. Se llama Melly, y no dejará indiferente a quien se aventure a visitarlo y probar su cocina.

Y digo aventurarse, porque entrar en el Melly es toda una experiencia que se convierte en aventura nada más cruzar su puerta. Lo regenta Juan Angulo, un reconocido y controvertido sumiller (jurado de La Nariz de Oro) que se jacta de servir “baja cocina”.

Tuve la ocasión de conocer el lugar con motivo de un viaje organizado por el Plan de Competitividad de Surf de Ribamontán al Mar para promover el surf en Cantabria, donde existen diversas escuelas de surf.

Antes de acudir al lugar, me habían advertido de que el local era “cero glamour”, aunque también que la comida y la experiencia merecían, y mucho, la pena. Y así fue, si entendemos el glamour como apariencia y tontería, y algo opuesto a lo genuino y sincero.

El local me pareció un tanto extravagante, fuera de lo común. A un lado, un comedor acristalado. Al otro, una heladería. Y, al fondo, una tienda de chucherías. En la trastienda, el bar, y la extensa vinoteca.

Angulo es un cocinero sin pelos en la lengua, extrovertido, poeta, amigo de la buena conversación y muy crítico con ciertas tendencias que no duda en denominar como “chuminadas”.

Según nos contó, no sin una buena dosis de ironía, la que se elabora en sus fogones es “cocina con tintes prehistóricos”,  “pasada de moda” y llena de “cosas que se comen con las manos”. En definitiva, muy lejos de lo que se sirve en lo que él llama “tontódromos”.

Aunque reconoce la labor realizada por ciertos cocineros de renombre en términos de experimentación,  por cada tres frases elocuentes que pronuncia una está dirigida a criticar la “tontería” que existe en el mundo de la cocina. Y pronuncia muchas.

Tendríamos que escribir un post interminable para contar todo lo que nos trasladó en la cena, pues nos acompañó intermitentemente durante toda la velada , amenizando los platos con una buena tertulia.

Charlamos de la intención de algunos chefs de patentar recetas y de otras barbaridades que se cometen bajo el paraguas de la “alta cocina”. Entre sus frases lapidarias, el bloc de notas de mi iPhone registró las siguientes:

El lujo es incomodísimo.

Dios nos manda la comida y el diablo a los cocineros.

La próxima burbuja que va a explotar es la de la gastronomía.

Otro día contaré algunas anécdotas que nos trasladó, como cuando presentó  sus creaciones “El pincho del agua”,  la brocheta “Dejad que los niños se acerquen a mí”, o “La paleta de sabores y texturas”  al concurso de pinchos y tapas.  Y es que además del plato que hoy nos ocupa, nos sirvió una degustación de tapas como parte de su “gastroterapia”.

Los bocartes de Juan Angulo, lo que en el País Vasco llamamos anchoa y en el Mediterráneo boquerón, se han ganado la siguiente mención en el blog de su amigo Abraham García. Difícilmente podría describirlas mejor, así que hago mías sus palabras.

En medio siglo lidiando con los boquerones, sin duda habré ofrecido una marejada de recetas sabrosas y elementales, ya que a mi (poco) juicio, la austeridad de ingredientes debe prevalecer para que no perturbe su sabor profundo yodado y marinero. También así lo entiende mi coleguilla y amigo que sublima el bocarte (insuperable nombre cántabro que parece aludir a la ávida boca y a la artesanía de su elaboración) en su afamado restaurante “Melly”. Compruébenlo si se asoman a Somo.  “Los paso por abundante aceite muy fuerte -me explica Juan Antonio- solo un instante, lo que dura un padrenuestro. A la altura de santificado sea tu nombre, chisporretean, se contraen con el perdona nuestras ofensas y tras el amén ya podemos caer en la tentación”.

Precio:

  • 13,50 € aprox. (dependiendo del precio del bocarte de temporada)

Ingredientes:

  • Una docena de bocartes frescos descabezados y sin tripa
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Recetas:

Qué nos cuenta la Wikipedia:

     

El perro que fuma

El perro que fuma

elperroquefuma_web

Del 4 al 6 de mayo acudimos al Travel Bloggers Meeting en Gredos. Se trata de un encuentro informal que reúne regularmente a bloggers de viajes de toda España y de otras partes del mundo.

La Sierra de Gredos, perteneciente al Sistema Central, se encuentra situada entre las provincias de Ávila, Cáceres, Madrid y Toledo y está declarada parque regional dentro de Castilla y León, junto con el de Picos de Europa en León.

Esta Sierra se presenta como una espectacular sucesión de lagunas, circos, gargantas, cuchillares, riscos, galayos y depósitos morrénicos. Su pico más elevado es el Almanzor o, como verdaderamente se denomina, Plaza del Moro Almanzor (2.592 m), el más alto del Sistema Central. Si su relive convierte a Gredos en una bella y espectacular montaña, desde el punto de vista biológico su hábitat nos ofrece uno de los espacios más interesantes de toda Europa occidental.

Casualmente, y por suerte para mí, la pasada semana se celebró la I Edición de Gredos en Tapas. Como no podía ser de otra manera, uno de mis objetivos era poder catar todas las que fuese posible antes de volver a casa.

He comido muchas tapas en mis 31 años… ¡Y las que todavía me quedan!  Pero si tengo que destacar una por su sabor  y, sobre todo, por su originalidad en cuánto a la presentación, esa es, sin lugar a dudas “El perro que fuma” de la Cafetería Drakar. Su nombre hace honor a uno de los picos más elevados de éste sector, con 2.342 m.

Según nos contó Roberto, el dueño de este pequeño establecimiento, este monte se asemeja a la cara de un perro y, habitualmente, las nubes se le “enganchan”  dando la impresión de estar fumando. De ahí su singular nombre.

Se trata de un copia perfecta de un puro habano con vítola incluida. Un canutillo crujiente hecho de harina de arroz, como los rollitos de primavera, relleno de emulsión de foie y compota de manzana. Se sirve sobre un cenicero que contiene una crema de boletus edulis en su interior. En la punta del puro, una pizca de chocolate rallado hace las veces de ceniza.

Durante las dos semanas que se ha celebrado los 23 establecimientos que participaban en el concurso han servido más de 9.000 tapas. ¡No me extraña que Roberto se quedara sin materia prima después del primer día y tuviera que viajar a la capital a abastecer su cocina!

Desde Debocados nuestra más sincera enhorabuena a Roberto y a todos sus compañeros, pues han resultado ser los ganadores de esta primera edición, por votación popular.

Precio:

  • 1,00 € (maridado con una cerveza negra Mahou,  3,00 €)
Ingredientes:
  • La masa del canutillo (rollito de primavera)
  • Foie
  • Compota de manzana
  • Boletus Edulis
  • Chocolate
Recetas:

     
Sobre mí

Rebeca

Profana en la cocina pero amante de la buena comida. Me gusta que cocinen para mí. Organizada. Maestra. Fanática de Instagram. Adoro a mi perro. Knitter. Dándole tarascones a esta vida desde 1981.

facebook twitter linkedin googleplus

Instagram
Twitter
Entradas recientes
Facebook